Cirugía en la enfermedad de Peyronie

La cirugía sigue siendo el mejor tratamiento de la enfermedad de Peyronie en fase estable. El tratamiento conservador puede mejorar el dolor en la fase aguda y mejorar levemente la curvatura en fase crónica, pero en pacientes con curvaturas que sigan limitando las relaciones sexuales será necesario una intervención quirúrgica.

El objetivo de la cirugía en la enfermedad de Peyronie es obtener un pene recto, con una rigidez y estabilidad adecuada de la erección para que el paciente pueda tener relaciones sexuales penetratorias.

Nuestros expertos en la enfermedad de peyronie en Barcelona indican que, para optar por una cirugía, el paciente debe estar en fase estable por al menos 3-6 meses, excepto en pacientes con disfunción eréctil y enfermedad de Peyronie, en los que podemos ir precozmente a una cirugía de implante de prótesis de pene.

El abordaje y la técnica quirúrgica dependerá de diversos factores, como los grados de curvatura, presencia de deformidades complejas (reloj de arena, indentación marcada, efecto bisagra), longitud de pene, función eréctil. Por este motivo, será fundamental realizar una ecografía Doppler de pene.

Peyronie y disfunción eréctil

Tratamientos quirúrgicos para Peyronie

Existen tres estrategias de tratamiento quirúrgico, según las características del paciente, de la curvatura y la deformidad: corporoplastias tipo plicatura (acortamiento de túnica albugínea), corporoplastias con injerto (alargamiento de túnica albugínea) e implante de prótesis de pene.

Corporoplastias tipo plicatura

¿Para quién?

Se trata de una cirugía indicada en pacientes con curvaturas inferiores a 60º, buena longitud de pene, función eréctil correcta (con o sin tratamiento oral con IPDE5), sin deformidad que cause inestabilidad del pene.

¿En qué consiste?

Consiste en procedimientos de plicatura del lado convexo de la curvatura. Son procedimientos más rápidos y sencillos que los procedimientos de alargamiento de túnica albugínea, no es necesario movilizar el haz neurovascular (menor riesgo de problemas de sensibilidad del glande), ni dejar defectos de la túnica albugínea (menor riesgo de disfunción eréctil).

En nuestro centro realizamos distintas técnica de corporoplastia (Nesbit, Yachia, rotaciones o 16 DOTS) ajustando la técnica a cada paciente para conseguir los mejores resultados.

Desventajas

Como desventajas, presentan un mayor acortamiento peneano, y según el tipo de curvatura puede dar lugar a deformidades complejas, indentaciones e inestabilidad del pene.

Corporoplastias con injerto

¿Para quién?

Indicado en pacientes con curvaturas > 60º, deformidades complejas (reloj de arena, indentación, efecto bisagra), pacientes con muy buena función eréctil.

¿En qué consiste?

La técnica consiste en realizar una incisión en el punto de máxima curvatura, y luego se coloca un injerto para cubrir el defecto. Se pueden utilizar varios tipos de injerto, siendo los más habituales en nuestro centro la submucosa intestinal porcina, el pericardio bovino, el colágeno equino y la mucosa oral autóloga. Como ventaja, no se produce tanto acortamiento del pene.

Desventajas

Como desventajas, tienen un mayor riesgo de disfunción eréctil y es una intervención técnicamente más compleja. Por este motivo, debe realizarse en centros con experiencia.

Prótesis de pene

Prótesis de pene

En los casos donde el paciente presenta disfunción eréctil y enfermedad de Peyronie será necesario implantar una prótesis de pene. También será una opción para pacientes que desean una solución más definitiva con menor pérdida de longitud de pene o en pacientes con una función eréctil subóptima.

¿Quieres una valoración personalizada?