Rezum - Terapia de Vapor de Agua para la Hiperplasia Benigna de Próstata

Rezum es un tratamiento avanzado y minimamente invasivo para la Hiperplasia Benigna de Prostata. En Andrologia Barcelona, el urólogo, Dr. Maurizio D´Anna es un experto de la terapia de vapor de agua.

¿Que es el Rezum o la terapia de Vapor de Agua?

Rezūm es un procedimiento no quirúrgico y mínimamente invasivo diseñado para tratar los síntomas causados por la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP). Utilizando la energía del vapor de agua, Rezūm apunta a las áreas de la próstata afectadas por el crecimiento prostático benigno, disminuyendo el tejido prostático excesivo de manera controlada. Este enfoque único preserva la función sexual mientras alivia los síntomas incómodos asociados con la Hiperplasia Benigna de Próstata

Imagen de un dispositivo médico de rezum utilizado para tratar la hiperplasia benigna de próstata

¿Que ventajas tiene Rezum?

  • Es un procedimiento ambulatorio, no requiere ingreso hospitalario.
  • Permite suspender el uso de medicamentos a largo plazo y evitar sus posibles efectos secundarios.
  • Investigaciones clínicas confirman que la terapia con vapor de agua es segura y eficaz para aliviar los síntomas.
  • La mayoría de los pacientes experimentan una reducción de los síntomas en tan solo dos semanas.
  • Mantiene la función eréctil y eyaculatoria.
  • Posibilidad de retomar las actividades habituales en pocos días.
  • Proporciona un alivio duradero de los síntomas.
  • No requiere implantes permanentes.

Conoce la historia de Miguel con Rezum

Animación del funcionamiento de Rezum

Preguntas Frecuentes sobre Rezum

La terapia con vapor de agua es un tratamiento que se considera mínimamente invasivo, lo que significa que no implica cortes en la piel. En lugar de eso, el procedimiento se lleva a cabo utilizando los orificios naturales del cuerpo.

En este momento, después de la cirugía, es posible que necesite una sonda vesical durante alrededor 3-7 días, dependiendo de su condición. Se colocará la sonda después del tratamiento para ayudar con la inflamación inicial. 

Según algunos estudios médicos, la mayoría de los hombres comienzan a experimentar mejoras en sus síntomas entre uno y tres meses después del procedimiento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las respuestas de cada paciente pueden ser diferentes y pueden depender de los síntomas individuales y el estado de salud general.

La mayoría de los pacientes pueden suspender la medicación para la próstata unas semanas después del procedimiento.

La recuperación puede variar de una persona a otra; sin embargo, es poco probable que necesite pasar la noche en el hospital. Normalmente, los pacientes tratados con Terapia de Vapor de Agua pueden salir del hospital el mismo día.

Urólogo y especialista en Rezum